Age of Heroes
¡Inauguración 13 - Abril - 2015!


La más cordial de las bienvenidas a Age of Heroes, un foro basado en canción de hielo y fuego y ambientado en la edad de los héroes.

Recuerda:
- El tamaño del avatar es de 200 x 300.
- La firma no debe exceder 500 x 250.
- El mínimo de lineas por post es 10.
- Las reservas duran 72 horas.


Fecha
Año 21 DLN
Primera Luna
Semana II
Primavera
Staff
  • El Padre - PM
  • La Madre - PM
  • El Desconocido - PM
  • La Doncella - PM
  • El Guerrero - PM
Creditos
Age of Heroes se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported. Obra original creada por Dekar.

Tanto las imágenes como los códigos de este foro fueron desarrollados por Age of Heroes con recursos de Deviantart, Google entre otros. El trabajo fue inspirado en el libro Canción de Hielo y Fuego de George RR Martin. El diseño fue creado para Age of Heroes por Dekar.

Licencia de Creative Commons

Age of Heroes by Staff AOH is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Perfil
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas
Últimos temas
» asdasd
Miér Oct 05, 2016 4:24 pm por La Madre

» asd
Miér Oct 05, 2016 2:01 pm por La Madre

» Rol Mentes Criminales - Afiliacion normal - Confirmacion
Mar Mayo 26, 2015 4:04 pm por Invitado

» Clash of Dragons [Confirmación -Élite]
Dom Mayo 17, 2015 7:54 pm por Invitado

» Penny Dreadful | Confirmación de Afiliación Normal
Dom Mayo 17, 2015 11:44 am por Invitado

» El Primer Torneo - Bienvenida en Altojardín
Sáb Mayo 16, 2015 1:46 am por Alanna Gardener

» American Gangster ; confirmación normal.
Vie Mayo 15, 2015 6:16 pm por Invitado

» Princeton University || Normal
Miér Mayo 13, 2015 4:51 pm por Invitado

» The Edge of Utopia - Confirmación Normal
Mar Mayo 12, 2015 8:53 am por Invitado

Búsquedas
Censo

El Norte
3
El Valle
4
El Tridente
Punta Zarpa
1
Occidente
2
La Tormenta
2
El Hierro
El Dominio
5
Dorne
5
Essos
6
El Muro
2
Salvajes
Economía

L U N E S
Extra - Sabado a Domingo
M A R T E S
El Norte
Dominio
Dorne
M I E R C O L E S
El Hierro
Punta Zarpa
J U E V E S
Occidente
La Tormenta
V I E R N E S
Extra - Martes a Jueves
S A B A D O
Los Ríos
El Valle
D O M I N G O
Más Allá
El Muro
Otros
Afiliados

The lion's roar [Lann]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The lion's roar [Lann]

Mensaje por Ilyria Lannister el Mar Abr 28, 2015 12:23 am

—¿Padre se va a ir lejos?— preguntó con tristeza el pequeño Lannister, asomándo su rubia cabezita entre las suaves mantas. Su voz había sido apenas un susurro, puesto que el resfriado había atacado su garganta. Entre tantos cojines, Trystan parecía aún más pequeño de lo que era. A Ilyria, sentada a su lado en el lecho, se le partía el alma al verlo así. Usualmente era un niño vivaz y alegre, correteándo por los pasillos de la fortaleza, luchándo con espadas de madera y haciéndo caso omiso a lo que el Maestre le decía. Era un muchachito travieso, pero su madre lo prefería cientas de veces así antes de verlo de aquella manera. Incluso si la hacía enojar. Aunque, a decir verdad, nunca podía permanecer enojada con él durante mucho tiempo. Tenía el mismo encanto que su padre, después de todo. Aquella sonrisita inocente que nublaba el juicio e incitaba al perdón.
Trystan jamás había sido enfermizo, más Ilyria procuraba darle todos los cuidados posibles y mantenerlo en cama incluso más de lo necesario cuando mostraba el más ínfimo signo de enfermedad. Era una madre dedicada, una mujer que no dejaba la crianza de su hijo en manos de los demás. Le gustaba participar activamente en las cosas importantes de su vida y, de todas ellas, la primera era su familia. La segunda, su Reino. Aunque era posible que descuidara este último un poco, puesto que Lann solía encargarse de todo.
Trystan era su niño, su tesoro. Se preocupaba constantemente por su bienestar. Y lo hacía con más constancia y fervor desde que había sufrido la pérdida de aquel que habría sido su segundo bebé hacía tan solo unas lunas. Su corazón aún sufría. Y sabía que también el del infante. Se preguntaba si el repentino resfriado no sería su inocente mente revelándose inconscientemente ante la tristeza. Incluso si se lo había explicado hacía ya semanas. Sospechaba que le había afectado más de lo que dejaba ver. Después de todo, tenía a quién salir en cuanto a lo reservado. Aunque era probable que estuviera exagerándo. Tal vez, se trataba de un simple resfriado. Tal vez, estaba atribuyéndole su propia agonía.

—No será por mucho tiempo, mi pequeño león. Y se pasará en un parpadeo. No me marcharé de tu lado. No vas a aburrirte, eso te lo aseguro.— las manos de la Reina acariaron las mejillas sonrosadas de su pequeño, con ternura, con delicadeza. —Me encantaría llevarte a Altojardín, lo sabes, amor mio, más la salud está primero. Ya habrán cientos de torneos más a los que puedas acudir y no pasará demasiado tiempo antes de que puedas incluso participar— le aseguró, regalándole su sonrisa más cálida. Sabía que Trystan crecería para convertirse en un gran justador, en un hombre honorable y fuerte. De eso jamás había dudado.

Volver arriba Ir abajo

Re: The lion's roar [Lann]

Mensaje por Lann el Sáb Mayo 02, 2015 10:57 pm

- Entonces... ¿Creéis que Trystan podría efectuar el viaje al torneo de Altojardín sin inconvenientes? - preguntaba Lann mientras caminaba por los corredores de la fortaleza de Roca Casterly. Iba vestido tal y como creía corresponder a su rango e importancia como Rey Regente del Occidente. Un jubón de terciopelo de color rojo oscuro y debajo de este una camisa de blanca y fina seda. En el jubón estaba bordado, en hilo de oro, un león rampante y la lujosa capa que le caía desde los hombros hacia abajo también era roja y con ribetes de oro a su alrededor. Sobre la rubia cabellera reposaba una fina cinta de oro con rubíes incrustados. No era, evidentemente, la Corona de Occidente. La misma estaba celosamente guardada en la profundidad de las bóvedas de la fortaleza, desde la muerte del último rey Casterly. Por más que a Lann le hubiese encantado tomar aquella joya y decorar su testa con ella, sabía que no sería procedente. La misma debía estar guardada y custodiada hasta que Trystan creciera y pudiera ser coronado como legítimo soberano de la Roca. Los nobles occidentales no verían con demasiados buenos ojos si él se apoderaba también de aquella joya tan significativa... Sea como fuere, apenas lo considerase oportuno mandaría a los orfebres a que hicieran algunas modificaciones a esa joya. Recordaba demasiado a los Casterly. Tendría que imprimirle algo de significado Lannister. La muerte de los antiguos príncipes de aquel linaje había significado su extinción y en un par de años Lann esperaba que el recuerdo de esa dinastía pudiese ser completamente borrado de Occidente, exceptuando por el nombre que la fortaleza seguiría conservando.
- Pues no sabría que deciros, Majestad... El Rey Trystan nunca fue delicado de salud. Es un niño sano y fuerte, no creo que éste resfrío le haga demasiado daño. - mencionó el anciano sabio Ormuth, uno de los pocos miembros de la corte de Uthor Casterly sobrevivientes a la muerte del antiguo monarca. Lann había manipulado sutilmente a los príncipes para hacerles creer que los consejeros de su padre planeaban tomar el poder. Ormuth era un hombre sencillo, encorvado, con la cara surcada de arrugas, unas pocas hebras de cabello níveo en la parte posterior de la cabeza y un tupido bigote tan blanco como la nieve de los picos más altos de las Montañas de la Luna. Vestía una túnica de algodón gris y se apoyaba sobre un nudoso bastón. Eso contrastaba con la magnificencia de los ropajes y el porte del Rey Regente. El viejo se quedó mirando a su interlocutor por un rato, como de manera evaluativa y luego suspiró: - Si queréis mi consejo sincero... Quizá sea bueno que lo llevéis con vos. Según sé, el pequeño ha estado bastante preocupado por vuestra partida. Esas preocupaciones solo podrían empeorar su condición y hacer que la enfermedad persista o se agrave.
Así que ese era el consejo del anciano... Lo tendría realmente en cuenta, de manera que solo asintió ligeramente con la cabeza.

Ya estaban ante la puerta de la habitación de Trystan. Lann la abrió y entró, luego de indicarle a Ormuth que se quedase fuera. Cerró el acceso tras él y vio la escena de su esposa, Ilyria, con evidente preocupación por el estado de su hijo y al mismo, a aquel pequeño niño de tres días del nombre envuelto en mantas y sobre cómodos cojines.
- ¡Padre! - dijo el niño con su voz aguda al ver entrar a su progenitor. Lann le dedicó una sonrisa bastante amplia y llena de afecto. Quería y mucho a su hijo y no solo porque era la mejor garantía que tenía para mantener su dominio sobre Occidente, sino porque era sangre de su sangre, el primer Lannister y en verdad lo apreciaba y amaba.
Se acercó hasta donde estaba el niño y le dio un beso suave a la altura de la frente:
- Hola, pequeño. Hoy te ves bastante mejor que ayer... Según sé estás recuperando fuerzas rápidamente. Si, ese es mi leoncito... ¿A ver como va ese rugido?
Trystan rió un poco y luego emitió un sonido que pretendía ser un rugido, aunque debido a los problemas de su garganta parecía ser más un gorgoteo. El niño notó esto e hizo un puchero de decepción. El padre rió y le revolvió un poco el cabello a su hijo:
- Tranquilo, cuando te mejores te saldrá perfectamente, te lo garantizo. - le guiñó un ojo con confianza y luego su atención se dirigió a Ilyria. Se acercó a ella y le dio un suave beso en la mejilla mientras la abrazaba un poco, sabía que estaría bastante sensible por lo sucedido hace pocas lunas, por el aborto espontáneo que había tenido del segundo hijo de ambos... Lann también sufría bastante por eso, aunque lo hacía en pleno silencio, manteniendo su entereza. Y, en cierta manera, Trystan era todo lo que quería y necesitaba en ese momento. Aunque la idea de otro hijo... No era una mala idea, la verdad. Miró a su esposa a los ojos y le dijo: - Querida... Espero que tengas tus cosas listas, sabes que nos vamos a Altojardín en poco tiempo. - miró a su hijo y con una sonrisa suave le dijo: - Y Trys nos acompañará. Ormuth dice que está lo suficientemente bien como para ir al Dominio.

Lann
Pueblo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The lion's roar [Lann]

Mensaje por Ilyria Lannister el Miér Mayo 06, 2015 9:23 pm

El chillido de alegría de Trystan advirtió a Ilyria de la prescencia de su esposo. Había estado tan sumida en sus preocupaciones que no había escuchado la puerta. Se acomodó sobre el lecho y su azulada mirada buscó la de Lann. Brillaba con sus nervios, sus inquietudes. No hacía falta que le dijera al Rey de Occidente lo que le pasaba por la cabeza, él debía de adivinarlo con tan solo verla, más quería que hiciera un comentario al respecto, que le asegurara que, efectivamente, Trystan no podía viajar de aquella manera.
Lo observó saludar a su pequeño muchachito y no pudo evitar esbozar una sonrisa. Era sorprendente el cariño que le tenía Lann. Pero luego sus preocupaciones volvieron a atormentarla y junto las manos en su regazo, intentándo mantener la calma. No quería explotar y soltarle a los gritos a Lann que no permetiría que su niño se moviera de aquella cama hasta que no estuviera recuperado.

El rugido de leóncito atragantado definitivamente tenía que ser suficiente para preocupar a Lann, pensó la muchacha y le sonrió débilmente a Trystan, apoyándo las palabras de su padre. Sí, le saldría mejor, pero solamente si hacía reposo.
El beso de su esposo la hizo salir de sus pensamientos y su abrazo la reconfortó como solo sus abrazos podían hacerlo. Ilyria tuvo un dejavú de épocas pasadas, hacía no tanto tiempo, en las que los fuertes brazos de Lann habían sido todo lo que le quedaba en ese mundo, todo lo que tenía y necesitaba.
Respiró su aroma, permitiéndose cerrar los ojos y desviar los ojos de su hijo un momento. Necesitaba de la cercanía de Lann, definitivamente lo extrañaría cuando partiera a Altojardín, pero no podía dejar a Trystan, simplemente no podía.
—Sobre eso, Lann...— murmuró la rubia por encima de los festejos del pequeño Lannister, intentándo mantener su decisión firme. No podía dejar que su pequeño se expusiera a tal viaje, que se arriesgara de aquella manera. —No creo que sea una buena idea llevar a Trystan. Ormuth puede decir lo que sea, pero es mi hijo y la última palabra la tengo yo ¿No has oído su voz? ¿No has visto lo roja que está su garganta? No, Lann... No está en condiciones de dejar Roca Casterly.— su voz se mantuvo apacible, neutral. Sus brazos habían soltado ya su agarre en el de los de sus esposo. Su mirada se hizo hacia un costado. No quería ver la decepción en el rostro del niño, no quería ver la tristeza que le estaba provocándo. No lo hacía a propósito, simplemente cuidaba de Trystan como debería haber cuidado del niño que había ocupado su vientre durante tantos meses. Porque no podía permitirse perder a alguien más. Porque no podía cargar más culpas.

Volver arriba Ir abajo

Re: The lion's roar [Lann]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.